DE LA CUNA A LA CAMA

Actualizado: 31 ene

Algunos dicen que el viaje acaba cuando crecen. A nosotros nos gusta pensar que es un viaje que comienza el día en que nace tu bebé y que nunca termina realmente. Cada pasito, cada logro es una aventura nueva por afrontar.


gif

Aunque hay muchos retos y momentos increíbles en el camino, criar a los niños es uno de los viajes más gratificantes en los que te embarcarás.


¡De la cuna a la cama! Aquí tienes algunos consejos para que las cosas sean un poco más fáciles en esta etapa.


¡Feliz viaje!


 

Como padres, no hay nada más importante que la seguridad de tus hijos. Asegurarte de que descansa lo suficiente, es una de las primeras y más importantes muestra de amor a tus pequeños.


Brindarles un buen dormir, contribuye a que tu hijo se mantenga sano y feliz tanto ahora como en el futuro. Por eso hace un tiempo te escribimos sobre el colchón de su cuna, si aún no lo has leído ¡te lo dejo por acá!


A medida que tu bebé crezca, le quedará pequeña la cuna y necesitará una nueva disposición para dormir. A muchos padres les preocupa este cambio, pero puede ser un momento muy emocionante para tu hijo, y vos podés hacerlo aún más representativo en sus recuerdos.





Hacer la transición puede ser un gran cambio tanto para el bebé como para los padres, pero definitivamente merece la pena. Para cada familia este va a ser un proceso diferente, y esto se debe a factores importantes, como:

  • Madurez del niño

  • Desarrollo motor

  • El ambiente en que se desarrolla

  • El nivel de apego que ha desarrollado

Este cambio no es sólamente una decisión, es un proceso de desarrollo que va a ser clave para el desarrollo de independencia, autonomía e incluso la capacidad de resolver problemas y afrontar situaciones en un futuro para el niño.


No hay duda de que la cuna es un hito importante en la vida de tu bebé. Es la primera vez que puede dormir en su propio espacio, y es un gran paso hacia su condición de niño pequeño.



 

Con el tiempo, a tu pequeño se le quedará pequeña la cuna y esta será la primer señal de que el proceso de cambio se aproxima.

Estos son algunos puntos que te harán saber ¡que el momento llegó!:

  • Ya no cabe por crecimiento

  • Inicia a bajarse de la cuna durante la noche, o incluso se cree escalador entre las barandas de la misma

  • ¡Tu niño lo pide! Inician con la conocida frase: “Ya soy un niño grande” La cual muchas veces viene de escuchar a sus amigos contando de que duermen solos y los hace sentir diferentes.

Es importante que antes de llegar a este punto ya hayás empezado a introducir el concepto de dormir en una cama de forma gradual. Esto le ayudará a acostumbrarse a la idea y facilitará la transición.


Tomá en cuenta que este proceso no debe generar estrés para el niño, por eso antes de tomar cualquier decisión analizá los factores que rodean al pequeño, por ejemplo:


Cambios en casa, la llegada de otro bebé, el inicio de un ciclo lectivo, etc. Muchas veces combinar estos factores puede generar que tu niño se sienta desplazado, o incluso lo asocie con un castigo.


El mejor consejo que te podemos dar es:


¡Convertilo en un juego!

Los niños toman mejor los cambios cuando los ven como una aventura, y está en tus manos hacer el proceso un juego, donde gana una recompensa por ir superando metas.



 

Hábitos de Sueño


Este momento, es el indicado para crear hábitos de sueño saludable para tu pequeño. Inicialos definiendo una rutina:

  • Siempre nos lavamos los dientes antes de ir a la cama

  • Usamos una pijama limpia para entrar a la cama

  • Encendemos una luz suavecita, indirecta que lo acompañe por la noche

  • Disfrutamos juntos de un cuento (no tiene que ser una gran historia, con un relato corto es suficiente para que tu niño se sienta en calma antes de dormir)

  • Agradecer, orar o solo una pequeña plática sobre su día

  • Crear vínculos especiales, una almohada, una manta, algo que lo haga sentir seguridad en este proceso




Todos los papás pasamos por el mismo aprendizaje, y cometemos muchos errores, como ir repetidas veces durante la noche y despertar a tu peque para saber si está bien, con el tiempo y la práctica nos damos cuenta que interrumpir el sueño del niño es contraproducente. Por eso te dejamos unos consejos vitales, ¡no estás solo en este cambio!

  • Iniciá preparándolo con pequeñas siestas durante el día. Que siempre sean en su propio cuarto, así asociará sus horas de descanso en su espacio.

  • Dejar claro el fin de las cosas, ¡en la cama no se come! Es importante que la relación que cree sea de descanso.

  • No lo aislés. Podés implementar tecnología como monitores para escucharlo durante la noche, dejar las puertas abiertas, que ellos sientan la seguridad de que si necesitan llamarte a mitad de la noche, ¡los vas a escuchar!

  • ¡La cama que escojás debe ser segura! Si es individual deberías optar por barandas, o hacelo progresivo, solamente con un colchón en el piso, así evitás accidentes que pueden ser traumas futuros e incluso lesiones.

  • Si el proceso te está constando más de lo normal, implementá juegos, por ejemplo acampá con el pequeño dentro de la habitación mientras se duerme, en forma de premio hasta que se acostumbre a dormir solito.


 

Ahora la pregunta del millón, ¿Qué colchón escoger?


Si aún utiliza pañales,la mejor decisión es mantener las características de un colchón de cuna.

Y si tu peque ya está listo para una cama de grande, entonces un Ortopédico Estándar le durará muchísimo, además de darle beneficios como:

  • Mantener la posición saludable de la espalda

  • Soporte a la columna

  • Confort

  • ¡Las horas necesarias de sueño!

¡Ahora es el momento de disfrutar viendo crecer a tu hijo!

Podemos hacerlo juntos, ¡saquemos una cita! Nos vemos en Zapote, en La Repa de Sueños para asesorarte de manera presencial en nuestro Laboratorio Colchonero: sacá tu cita privada haciendo click aquí o escribinos a nuestro whatsapp haciendo click aquí


55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo