¿Hace falta tender la cama?

Actualizado: jun 29

Crecemos escuchando que es importante tender la cama todos los días después de levantarnos, a la mayoría nos crearon este hábito, aunque admitamos que a veces nos da pereza, ¿en serio es tan necesario?



gif

Claro que nos educaron así pensando en el orden, pero vamos un poco más allá, hablemos de los beneficios de esta práctica y de porqué podemos volvernos rebeldes y no tenderla todo el tiempo, a favor de nuestra salud, por supuesto.

Buena noticia para los que no somos amantes de levantarnos y tender la cama inmediatamente ¡no lo tenés que hacer!

¿Recordás de lo que hablamos la última vez? De lo mucho que aman los ácaros el ambiente que generás en las noches, cuando sudás y dejás pedacitos de piel viejita en tu cama.

Adiviná que pasa cuando te levantás y dejás tu cama sin tender por un ratito ¡los dejás sin ambiente para vivir! Así como lo escuchás sin la humedad de tu cuerpo y mientras dejás las ventanas un ratito abiertas su hogar deja de ser el ideal.

Y esto no significa que no debás tenderla, pero no inmediatamente te despertás.

Es gusto de cada quien, muchos prefieren dejar su cama sin tender durante el día y hacerlo cuando ya van a dormir, ¡y está bien! Incluso hay estudios que respaldan la práctica como algo saludable, ya que ayuda a que los terribles bichitos (ácaros y bacterias) no logren encontrar un ambiente para sobrevivir.


¡Consejo colchonero!


Aspira tu colchón y lavá tus sábanas cada 15 días MÍNIMO. Te recomendamos que aprovechés una mañana soleadita para cambiar la ropa de cama y darle un baño de sol (secala directamente al sol), si no tenés tiempo ese día para lavar tu ropa de cama entonces dejala también tendida bajo el sol, para que los ácaros se deshidraten y tengan menos posibilidades de seguir en tu cama.


Lo ideal es cambiar la ropa de cama todas las semanas, pero entendemos que no siempre tenés tiempo, eso sí, no lo dejés pasar de los 15 días si no querés dormir en tu propio caldo de sudur, bacterías y miles y miles de ácaros.


Es vital que aspirés tu colchón por lo menos cada 15 días, es la manera más segura de que te deshagás de los restos de piel que dejás todos los días, los ácaros y las partículas de polvo y suciedad con las que sabemos NO querés dormir.

gif


Cualquiera que sea la hora que tendás tu cama, hablemos del placer de acostarse en una camita tendida, ¡que huela rico y que te abrigue!


El plan perfecto: Lluvia, una tacita humeante de cafécito, Netflix y una buena cobija.

¿Qué podría salir mal? Ajaa, que ese cafecito termine en la cama, y bye y tus sábanas limpias, y peor aún, ¿cómo secás el colchón? Bueno, No aburramos el plan, mejor te voy a contar de la maravilla de los Cobertores Impermeables.


Mejor te ahorrás el disgusto, nosotros te recomendamos tres tipo:

  • Impermeable liso: ¡Wooh! Bendito sea, es la barrera segura para que ningún líquido llegue a tu colchón, además es deliciosamente calientito.

  • Impermeable liso acolchado: Protección y comodidad, a diferencia del impermeable liso este cuenta con una ligera capa de espuma.

  • Impermeable de bambú: Si más bien te gusta la frescura a la hora de dormir, ¡esta es tu opción! Su tejido te dará una sensación fresca y lo más importante protege de los derrames.


Recordá cambiar la ropa de tu cama por lo menos cada 15 días para que cuidés de tu salud, ¡mata a los intrusos!

Sacá una cita GRATIS con nosotros, estaremos encantados de guiarte a tus dulces sueños.

Tengamos una cita en Zapote, La Repa de Sueños para asesorarte de manera presencial en nuestro Laboratorio Colchonero: sacá tu cita privada haciendo click aquí o escribinos a nuestro whatsapp haciendo click aquí

¡Besitos y buenas noches!


306 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo