¿PENSANDO EN SI DEBERÍA SER MÁS GRANDOTE?

Actualizado: nov 17

Llegan los aires navideños y empezás a pensar en tu lista de compras y gustitos que te merecés, llevás meses pensando que este fin de año sí cambiás de colchón, ¡que cerrás el año durmiendo delicioso!


gif


Ya es bastante difícil que en el último momento te llenen de publicidad ofeciéndote mil maravillas sin importarles lo que realmente necesitás, ahora te ponen una carga más sin asesorarte, te dicen que entre más grande, ¡mejor!


Pero ¿cómo te asegurás de que sea el adecuado para tu habitación y más importante que entre por la puerta sin dañarlo al llegar a casa?

Porque sí, no es historia nueva que muchos compran por impulso y así termina la historia:



Consecuencias de comprar un colchón sin medir antes
Colchón entrando por la ventana

¿Querés ser ese vecino? ¡No creo! Para eso nos tenés a nosotros, para darte la asesoría necesaria y que no te pase a vos.




Antes tenemos algo IMPORTANTÍSIMO que decirte, ¡NO ARRIESGUÉS TU VIDA por un colchón! A nosotros también nos da mucha gracia ver este tipo de situaciones, pero más que eso sabemos que también es muy peligroso hacer hasta lo imposible por obligar entrar un colchón donde no tiene espacio suficiente.


¿Sabés qué más también está en riesgo? La vida de tu colchón nuevo, ese que te costó tanto esfuerzo comprar.

Si lo doblás para que entre por una ventana o puerta más pequeña entonces dañás las varillas, ¡las deformás por completo!, y ese colchón delicioso que probaste en la tienda, ¡ya no existe, lo mataste! Además perdés la garantía en cualquier establecimiento donde lo hayás conseguido.


Para iniciar con este camino de la búsqueda de un colchón ideal, tenés que hacerte las preguntas correctas:

  • ¿Cuál es el ideal para vos, según tus necesidades? ¡Si aún no lo sabés, acá podés leer cómo!

  • ¿De qué tamaño es tu cama? ¿O pensás cambiar por completo?

  • ¿Cómo vas a transportar tu colchón hasta tu casa? ¿Te ofrecen transporte o te toca a vos moverlo desde la tienda hasta tu cuarto?

  • Si tu casa o apartamento es de dos plantas, ¿pasa por las escaleras? ¿Cuenta con ascensor grande o uno de carga?

  • ¿Pasa por todas las puertas de tu casa?

  • Y lo más importante, ¿tenés espacio en tu habitación?

Porque recordá, no es lo mismo tener un cuarto para poner tu cama donde te sintás más cómodo, que no te de el sol directo por la mañana, que te de la brisa, ¡decorar como más te guste! Que tener una cama gigante con un cuarto, osea que no entra más que eso, ¡solo la cama! Y sin posibilidad alguna de pensar en moverlo más que como está ahora mismo.


Como expertos colchoneros, queremos lo mejor para vos, que hagás buenas elecciones pensadas con sentido.

Debés comprender que muchas veces vas a sacrificar algo por limitación de espacio, por ejemplo si sos una persona que tiene un cuarto promedio o pequeño y querés tener mesita de noche al lado de la cama, además un closet y decoración extra, entonces deberás optar por una cama individual para que te funcione las dimensiones de espacio, comodidad y sobre todo seguridad, ¡es importante que el colchón nunca de convierta en un estorbo! Y mucho menos que te limite las salidas de emergencia o te ponga en riesgo solo por no dejar el espacio suficiente para llegar a las salidas.


¡Vamos con lo técnico!


Después de que analizaste todos los puntos anteriores ¡vas a ponerte manos a la obra! Vas a necesitar:

  • Una cinta métrica

  • Papel y lapicero

¡Y no! No podés sustituir la cinta métrica con la medida de tus pies, o brazos, sale más barato contar con las herramientas adecuadas que comprar un colchón que no te funcione.


gif

1. Lo primero es medir tu espacio.


Conocer cuáles son las dimensiones reales de tu habitación, con esta información en mano podrás pedir recomendaciones de tamaño cuando llegués al establecimiento donde vas a comprar el colchón.


2. Vas a medir la altura de las puertas.


Medí la alturas de todas las puertas por donde tiene que pasar tu nuevo colchón, así evitarás un mal momento a la hora de que lo tengás en casa y te des cuenta que no no hay forma de que pase.


3. Si tu casa es de dos plantas.


Si el destino de tu colchón es en la planta de arriba, entonces tenés que tomar en cuenta la altura del techo de la primer planta, y con esto nos referimos a buscar el punto más bajo entre ese techo y las gradas, ¡tomá la medida en diagonal para asegurarte que el colchón pase sin problemas!


Mirá que te apreciamos tanto, que el mismo Álvaro Jirón se tomó el tiempo para dibujarte este diagrama para que entendás mejor esta medida. ¡Claro, le ayudamos un poquito en el departamento de mercadeo pasando el diseño en computadora, para vos!






4. Dentro de la habitación.


Los colchones, por lo general, los conseguís en medidas ya definidas, con una elección ya hecha podés dirigirte a tu habitación, visualizar donde lo querés colocar y dimensionar visualmente como quedaría ya cuando esté así, ya sea con tape o marcando las medidas del colchón, esto para que también tomés en cuenta que es necesario dejar 70cm a cada lado pensando en sí querés una mesita de noche o algún mueble al lado de tu cama y a los pies de la cama osea de frente al colchón, tiene que haber mínimo un espacio de 1 metro de distancia para que no interrumpa de ninguna forma el paso.




¡Ahora ya podés tomar la decisión de si podés tener uno más grandote o mejor solo comprar uno delicioso pero a un tamaño más pequeño! Recordá que nos podés llamar si tenés alguna duda, ¡te asesoramos con todo el gusto!


O mejor aún, tengamos una cita en Zapote, La Repa de Sueños para asesorarte de manera presencial en nuestro Laboratorio Colchonero: sacá tu cita privada haciendo click aquí o escribinos a nuestro whatsapp haciendo click aquí.

¡Besitos de buenas noches con olor a navidad!


316 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo