• Paula Núñez Aguilar

Me voy a vivir sola, ¿Y mi colchón?

¿Y es que quién no ama su cama? … o su colchón, en mejores palabras, llegar a casa después de un día largo y difícil, queriendo desaparecer y sólo dejarse caer en la intimidad de su cama, es como un abrazo del cielo, la frescura de las sábanas, acurrucarse con el guau guau, el calorcito de la cobija, hundirse en lo suavecito del colchón y dejar todo para después.


Ahora me encuentro en esta etapa, la que tanto esperé, tanto imaginé, al fin me voy a vivir sola, todo parece ser tan fácil hasta que lo más simple ataca la cabeza.


El moodboard completo, las ideas soñadas, todo perfectamente decorado, la cama de mis sueños, la cama… peero, un momento, ¿Y el colchón? ¿Cómo voy a saber que colchón necesito? El que tengo ahora ya no parece tan funcional como fue todos estos años porque mi cuarto va a ser más grande, y me gustaría algo rico para mi perrhijo también, pero, ¿Qué quiero ahora? ¿Cuál es el colchón perfecto para mí?


Una búsqueda nueva en mis redes, ¡Sí Facebook, ya veo venir los interminables anuncios de colchones sin parar después de esto! Bueno, al fin y al cabo, en redes se puede casi casi hasta tocar el producto, necesito información, opciones de mercado, leer los suficientes comentarios sobre experiencias, además, asesoría me caería muy bien, no creo ser la única que no tiene idea de por dónde se inicia una búsqueda a un colchón ideal.


¡Esto fue lo que yo hice!


1. Investigación. La parte menos favorita de muchos, pero ¡Wow! Que loco el gran mundo de los colchones, tantas opciones, tanto por tomar en cuenta que antes ni por la cabeza me pasaba.


Entre la búsqueda y recomendaciones encontré La Repa de los Sueños, ¡Que lindoo! es que hasta para perros tienen opciones 🐕, ¡me tienen, definitivamente!


2. Si ya se, tal vez soy un poco anticuada, La Repa tiene la super opción de que puedo mandarlo a pedir en línea, peeero, soy más creyente de las compras en físico, me encanta disfrutar de las sensaciones para hacer mi elección, y en este caso no me equivoqué. Literalmente, a 10 minutos de mi casa encontré la colchonería y el Laboratorio de Sueños, y cuando me acerqué como puestos para mí ahí estaban de primeros, las opciones Dorma que diseñó Don Álvaro.


Así que este segundo paso es sobre, buscar asesoría, no importa si en línea o en físico como fue mi decisión, es impresionante los puntos que no sabía que existían y ahora se que NECESITO para mi colchón, la importancia de la tela, ahora quiero un colchón que siempre esté fresquito, los resortes individuales ensacados en bolsitas, ya no quiero volver a sentir que se vuelca toda la cama cuando alguien más se sienta al lado, ¡No miento, este muchacho que me atendió me cambió la perspectiva!


3. Decisión final. Evaluando mi presupuesto puse en balanza mis necesidades, el tamaño de mi cama, tomé en cuenta el peso, ya que soy sola y como me comentaba el vendedor es importante voltearlo cada cierto tiempo, un punto extra más para los colchones Dorma, ellos mismos te avisan con un código QR cuando es tiempo de voltearlo a tu correo.


Finalmente tomando todos los puntos clave sé lo que quiero. ¡Que mezcla de emociones!


4. ¡Importante, transporte! Es un colchón, no es como que pueda ir y llevarlo al hombro hasta mi casa, es un punto que me preocupaba bastante, el incremento en el presupuesto pagando para poder traerlo a mi casa, pero sí, otro punto a favor para La Repa de Sueños, me dan transporte graaaatis donde vivo, y se llevaron mi colchón viejito para deshacerse de él de manera responsable con el planeta.


Al final, sí, ¡los quería TODOOOS!, pero encontré el ideal, ahora mi alma gemela está en mi casa, llevo noches durmiendo como no había dormido nunca, supongo que este es el mejor beneficio de no comprar un colchón machotero en una tienda o un parqueo.


Gracias Repa de Sueños por hacer mis sueños realidad ❤️️



20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

ZAPOTE, LA REPA DE SUEÑOS    SAN JOSÉ COSTA RICA

Tel. 2106-9900

2020, POR TBS MARKETING PARA TRALEMA S.A